martes, 22 de marzo de 2016

CAMINO DE SANTIAGO: SALCEDA-O PEDROUZO. (CAMINO FRANCÉS)

CAMINO DE SANTIAGO: SALCEDA-O PEDROUZO
25 junio de 2015
La noche la he pasado muy preocupada por el dolor de mi cadera, únicamente pensaba en cómo iba a amanecer. 
He despertado con dolor pero esto no ha impedido que retomara el camino.
El día ha amanecido con una densa niebla y he estado 30 minutos sin cruzarme con nadie en el camino. Eso ha provocado que sintiera un poco de miedo, y más de una vez echara la mirara hacia atrás buscando un ser vivo. 
CAMINO DE SANTIAGO: SALCEDA-O PEDROUZO
Cuando he empezado a oír gente, me he relajado un poco.
He parado a desayunar en Santa Irene, y en A Rúa, también he tomado un café con leche. 
Poco a poco se ha ido aclarando el día.
Durante esta etapa, he ido haciendo pequeñas paradas para no cargar mucho la cadera.
Cuando he llegado a O Pedrouzo me he tomado una caña y me han puesto tal inmensa tapa de carne con patatas, que con eso ya he comido. De postre he tomado una Tarta de Santiago que he comprado en una pastelería y que estaba deliciosa.
Para descansar he parado el albergue REM ¡NO LO ACONSEJO!. Me decanté por él porque lo vi super nuevo, pero tiene muchas literas y todas están en una misma planta. Por consiguiente muy ruidoso, y únicamente tiene un lavabo para mujeres y otro para hombres ¿lo puedes creer? ¡Sólo un lavabo para no sé cuántas plazas -como 70/80 plazas-. 
la gente no se corta y va en bragas de un lado a otro...





Lo mejor de este albergue son las personas que he conocido, como Nuria que casualmente vive a 20 minutos de mi casa, con ella he vivido un momento muy bonito, ya que hemos ido a visitar la iglesia del pueblo para que nos sellaran la credencial y estaban dando misa en italiano, al escucharla, hemos decidido quedarnos. Seguidamente nos hemos dirigido al cura para que nos sellara la credencial, nos ha comentado que hasta que no finalizara la siguiente misa no la sellaría. 
Con lo cual no nos ha importado asistir nuevamente a misa -esta vez en castellano- y al finalizar nos hemos ido a confesar, ya que antiguamente, en esta iglesia era donde los peregrinos se confesaban antes de llegar a Santiago. ¡Pues dicho y hecho!, hemos salido confesadas y felices con nuestra credencial sellada. 
Hemos hecho algunas fotos para tener de recuerdo y nos hemos dirigido nuevamente al albergue.
A la hora de la cena, he compartido mesa con Núria (Sabadell), Ángela (Marruecos), hermana de Isidro (Salamanca) y Eva (Madrid), hija de Isidro.
Nos hemos puesto al día de nuestras vivencias y hemos comentado al chico del albergue que nos aconsejara dónde comer en Santiago. Nos ha dicho que Santiago es el peor lugar para comer marisco, y nos ha aconsejado unos cuantos restaurantes.
Hemos pasado un buen rato y nos hemos despedido.
Ahora pensando en mañana. Espero encontrarme mucho mejor de la cadera.
El viaje lo he hecho mejor de lo esperado pero no lo he disfrutado intensamente por "miedo" a que se agravara el dolor.
Hoy he echado de menos a mi marido, tengo ganas de tenerlo cerca y de que me abrace, pero llevo varios días pensando -No quiero llegar a Santiago, no quiero que se acabe esta aventura-.

22 comentarios:

  1. Estupendo tu relato como siempre y como siempre también abriendo las ganas de hacer el camino tan bonito e interesante que tu has disfrutado. Poco a poco se van solucionando de la mejor manera los problemas que se presentan y dándole importancia a otras vivencias únicas e irrepetibles que van sucediendo. Muy bien detallado tu viaje y digno de contar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay Lola ¡Qué experiencia más bonita!..., no sabes cuánto me acuerdo de este camino.
      Qué increíble aventura.
      Muchas gracias, me alegra mucho que lo sigas.
      Besitos

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Sil!! ja, ja, este cura sabe como tener fieles si o si mientras da la misa. Menos mal que no os importó quedaros a otra misa más. Y ya ves, el albergue se ve muy nuevo y limpio, pero ya lo podían haber construido con unos cuantos más de aseos, ya puestos no creo que les hubiera constado tanto.
    El paisaje con niebla y sin gente, sin duda, da un poco de temor, menos mal que al final se aclaró el día y ya viste gente. Nos sigues admirando con tu aventura, Sil. ¡¡Qué pena que le quede tan poco para acabar!! ¿No te quieres ir de nuevo y contárnoslo otra vez, ja, ja? Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que estábamos tan cansadas, que en ese momento con tal de estar sentadas nos daba igual escuchar 5 misas seguidas jajaja.
      Me encantaría repetir Isabel, no lo descarto. Quien ha hecho el camino, vuelve a repetir, y es que te llena muchísimo. Parece una frase hecha pero es así.
      Ojalá algún día lo puedas hacer.
      Besitos y feliz tarde.

      Eliminar
  3. Hola preciosa!
    Mira que estoy acostumbrada a esos dìas cerrados completamente de niebla y a no encontrarme a nadie cuando me voy a dar mi paseo diario, pero sigo haciendo como tú, miro hacía atrás "porsiacaso" y en cuanto me topo con un ser vivo....mismo parece que vuelvo a nacer jajajaja.
    Una bonita experiencia sin duda alguna y que recordarás el resto de tu vida.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja
      ¡Qué suerte tienes Merchi!, por disfrutar de estos bonitos paisajes. Me encantaba amanecer y ver todo nublado, me daba mucha paz, calma y tranquilidad.
      Espero no olvidarlo nunca.
      Besitos.

      Eliminar
  4. Como disfruto cuando me ponen fotos así. Son espectaculares, ya que son del momento.
    Seguro que es una experiencia inolvidable la que has vivido. Felicidades por todo ese recorrido que has conseguido.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pepi, sin duda una experiencia única y muy positiva.
      Besitos

      Eliminar
  5. Madre mia cuanto has caminado, espero que esa cadera estas alturas nueva o casi, bueno pues aquí en nuestra tierra la niebla es demasiado habitual, y tienes razón en dias asi ir sola da un poco de repelus, pero yo en eso soy positiva y no creo que nadie te pueda hacer daño, cuantas cosas bonitas te han pasado....Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estarás más que habituada a este clima. Me pareció un paisaje maravilloso pero claro cuando llevas un buen rato sin oír un alma, la verdad que en mi caso sentí un poco de miedo. Eso sí, lo volvería a hacer.
      Me pasaron muchas cosas bonitas que siempre llevaré en mi corazón.
      Lo bueno es que todavía faltan unas cuantas etapas para llegar al final.
      Besitos y gracias

      Eliminar
  6. Silvia, eres una campeona de tomo y lomo, si es que con tu cadera, hay que tener mucho valor de echarse al camino, y mucho más sola, después de lo que le pasó a la turista desaparecida, en fin que es mejor no pensar en esas cosas y mucho menos después de haber completado la ruta sin incidentes.
    Me alegro de estar aquí, pues hasta mi marido te conoce ya porque le cuento tu periplo, y dice que tienes mucho mérito.
    Besos guapa, me alegro que lo disfrutaras tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Gracias Concha!!, me estoy engordando por momentos jiji.
      La verdad es que fui muy valiente y eso me ha llenado muchísimo interiormente. Estoy feliz por ello y siempre que pienso en mi camino me pongo feliz.
      Eres un solete Concha, y no sabes cuánto me alegran tus palabras (en serio) ¡MUCHAS GRACIAS!.
      Ya queda poquito para finalizar mi relato pero te aseguro que las siguientes etapas tienen mucha "chicha".
      Besitos guapísima.

      Eliminar
  7. que relato tan bonito! y que valiente eres!! no me imagino yo por esos sitios sola. Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vivi, yo volvería a repetir con los ojos cerrados.

      Eliminar
  8. Como siempre Silvia me encanta tu relato del viaje, lo de la niebla es de lo más habitual por aquí, pero la valentía que tienes al atreverte a ir sola y con esa cadera recuperándose es de mérito, me ha hecho gracia el cura y las dos misas que os dio eso si la iglesia es preciosa, que permita que ya estés acabando estos relatos tan bonitos y bien contados.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La iglesia es preciosa, y en mi vida había asistido a dos misas seguidas Jiji. Fue un momento muy especial que no olvidaré, y seguro que Nuria tampoco.
      Besitos

      Eliminar
  9. Es de admirar a la gente que igual que tu hace el camino sol@ yo no podria ir sola ,me ha encantado el post como siempre lo has contado muy bien.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chus. Yo en cambio volvería a hacerlo sola.
      Besotos

      Eliminar
  10. Bueno, te confieso que he sentido alivio comprobando que pudiste reemprender el camino aunque el miedo puede mucho y nos hace sufrir más de lo que pensamos. Espero que no te resintieras de la cadera más tarde... Y ahora, por orden de aparición: qué niebla más densa, qué tapa más grande y qué iglesia más bonita!
    Ya queda poquito para llegar a Santiago pero cómo lo estoy disfrutando a tu lado (virtualmente)
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Todo sí, sí, sí jiji
      Queda poquito para llegar, una penita pero quedan etapas muy emocionantes....

      Eliminar
  11. Sabes que me encanta seguir virtualmente tu camino, porque yo no podría hacerlo como lo has hecho tu, no sabes cuanto te admiro!!
    Me alegro que lo de tu cadera no fuese nada importante y pudieses seguir tu camino.
    No sabes como me he acodado de ti estos días de semana santa, en todo momento porque he visto tantos peregrinos haciendo el camino de santiago y me acordaba de ti.
    De nuevo te digo te admiro muchísimo!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Raquel!!! Lo que daría yo por volver a hacerlo, sabiendo lo que sé y psando lo que pasé.
      Gracias por seguirme etapa tras etapa.
      Besitosssss

      Eliminar

¿TE HA GUSTADO EL POST? ¿ME DEJAS TU OPINIÓN?
ESTE BLOG NO PARTICIPA EN CADENAS DE PREMIOS -GRACIAS-