Ir al contenido principal
síguenos en facebook síguenos en Instagram síguenos en Twitter síguenos en Google+ Sígueme en Pinterest

¿Qué receta buscas en mi blog?


CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}

CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
Hace un año lo compré e intenté tomarlo, pero pudo conmigo (y eso que me gusta casi todo). Era tal su acidez, que me llevaba a confusión, para mí era un sabor tan desagradable que parecía que estuviera caducado. En las dos ocasiones que lo intenté, lo terminé tirando a la basura...

CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
Hace unas semanas estuve con mi amiga Claudia y me comentó que una amiga le había regalado hongos para elaborar kéfir. Me llamó mucho la atención y le pedí que me explicara cómo lo preparaba.
Así que saqué mi "mini libreta" del bolso y empecé a tomar apuntes como si fuera lo más importante del mundo mundial jajaja (de mientras nuestros chicos conversaban plácidamente de sus cosas en el sofá).
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
Te explico paso a paso cómo empecé a elaborar el kéfir (según recomendaciones de Claudia) y cómo lo preparo en la actualidad. Te aconsejo que leas detalladamente todo el post porque es importante que no pierdas detalle para mantener los hongos siempre saludables.

    • Tanto los nódulos como el resultado final: leche o yogur, se denomina Kéfir o búlgaros.
    • El kéfir es originario de las montañas del Caúcaso. Es un probiótico natural con multitud de propiedades beneficiosas para nuestro organismo.
    • Tiene una combinación de levaduras y bacterias probióticas en un núcleo de azúcares, proteínas y lípidos. 
    • Estos hongos de aspecto son muy parecidos a la coliflor, pero con una textura más gelatinosa y blanda, y están envueltos en un núcleo polisacárido que se denomina kefirán (es un hidrato de carbono), de ahí su nombre "kéfir". También dicen que la palabra kéfir es originaria de la palabra turca keyit, que significa "sentirse bien después de comer" también significa "bendición".
    • Hay tres tipos de kéfir; de agua, de leche y de té. Los tres tienen la misma flora intestinal. 
    • El kéfir de leche es el más popular, seguramente porque es el que más se semeja al yogur. 
    • El kéfir de agua facilita su consumo a los alérgicos a la leche, conservando las mismas propiedades que el kéfir de leche.
    • Cuando añadimos los hongos de kéfir a la leche, los microorganismos actúan fermentando la lactosa (el azúcar de la leche).
    • El kéfir de leche en la fermentación produce una pequeña cantidad de CO2 y alcohol. 
    • El probiótico más conocido es el yogur, sin embargo, el kéfir contiene más probióticos. Cerca de 30 microorganismos diferentes.
Por cada 175 ml. de kéfir obtenido de leche conseguirás:
Fósforo: 20% de la cantidad diaria recomendada
Vitamina B2: 19% de la cantidad diaria recomendadacantidad diaria recomendada
Vitamina B12: 14 % de la cantidad diaria recomendada
Magnesio: 5 % de la cantidad diaria recomendada
Hidratos de Carbono: 7,8 gr.
Calorías: 100
Vitamina D, Vitamina K2
Calcio: 20 % de la cantidad recomendada de la cantidad diaria recomendada
Compuestos bioactivos: Ácidos péptidos y orgánicos
Proteínas: 6 gr.
Grasas: de 3 a 6 gramos, según el tipo de leche (semi desnatada, entera, cabra, vaca...)


    • Existen numerosos estudios probados entorno a las propiedades del kéfir en cuadros de gastroenteritis, procesos inflamatorios gastrointestinales y diarreas, realizados por el equipo del Dr. J.M. Schneedorf publicado en Inflammofharmacology (año 2005), donde aseguran que tras consumir kéfir, la inflamación se redujo un 44% gracias a sus propiedades probióticas.
    • Numerosos estudios demuestran que tomar kéfir ayuda a equilibrar y regenerar la flora intestinal.
    • Ayuda a facilitar las digestiones lentas.
    • Elimina toxinas
    • Ayuda a reducir problemas dermatológicos.
    • Antioxidante.
    • Digestivo, depurativo intestinal de antibióticos, de químicos y de bebidas alcohólicas, además de diurético.
    • Regula el estreñimiento.
    • Enfermedades respiratorias: Algunos médicos rusos curaron la tuberculosis.
    • Si lo dejas fermentar 12 HORAS tendrá un efecto laxante.
    • Si supera las 24 HORAS de fermentación puede producir estreñimiento.
    • Mejora la salud ósea cuando lo elaboramos con leche, porque es rico en calcio y vitamina K, nutrientes imprescindibles para cuidar nuestros huesos y retrasar el desarrollo de la osteoporosis. Hay estudios hechos en animales que indican que la ingesta de kéfir aumenta la absorción de calcio de las células de los huesos, esto facilita la densidad ósea y puede ayudar a evitar fracturas óseas.
    • Ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre.
    • El kéfir tiene un probiótico único, el Lactobacillus kefiri, capaz de impedir el crecimiento de bacterias dañinas como Helicobacter pylori, salmonela y Escherichia coli.
    • Estudios en animales demuestran que mejora síntomas de alergias y asma. 
    • Diferentes estudios realizados en tubos de ensayo en animales, indican que puede parar el crecimiento de células cancerígenas. De momento no se ha estudiado en humanos para garantizar si esta información es realmente eficaz. En el estudio realizado en animales se redujo un 56% el número de células cancerosas de mamas, el extracto de yogur lo redujo un 14%.
    • Conseguirás una mascarilla facial si mezclas kéfir con patata o pepino.
    • Dicen que su sabor tan característico envía señales nerviosas al cerebro a través de los nervios gustativos.
-Si presentas alguno de estos cuadros, consulta a tu médico antes de consumir kéfir-
"Si tu alimentación es variada, rica en fibra, tu salud es sana, y no has tenido problemas intestinales o digestivos, seguramente que no tendrás ningún problema cuando ingieras kéfir, pero es mejor que conozcas sus contraindicaciones".
    • Las personas con estómagos sensibles pueden presentar síntomas de malestar abdominal, hinchazón abdominal o diarrea. Si te ocurriera, con dejarlo de tomar, sería necesario, como hacemos habitualmente con alimentos que no nos sientan bien.
    • "Si tomas alguna medicación, mejor que lo consultes con tu médico antes de tomar kéfir"
    • Hay fármacos que disminuyen la acción del sistema inmunológico, se suelen prescribir en trasplantes, o tratamientos de enfermedades autoinmunes como lupus, artritis reumatoide, SIDA..." Al contener levaduras y materias vivas, el sistema inmunitario controla las bacterias y levaduras que ayudan a prevenir infecciones. Si consumes kéfir y tomas algún fármaco que disminuye la acción del sistema inmunológico podría provocar la alteración del sistema inmune y con ello la posibilidad de contraer infecciones. (consulta a tu médico)
    • Las personas que tomen anticoagulantes (consulta a tu médico)
    • Personas que presentan sensibilidad a las levaduras. (consulta a tu médico)
    • Intolerancia a la caseína. (consulta a tu médico)
    • Alergia a los lácteos. (consulta a tu médico)
    • Personas que sufren o sufrieron candidiasis. (consulta a tu médico)
    • Flatulencia. (consulta a tu médico)
    • Estreñimiento. (consulta a tu médico)
    • Cólicas.(consulta a tu médico)
    • Consulta previamente con un pediatra si quieres que lo consuman tus hijos.
    • Contiene alcohol, en dosis terapéuticas la cantidad no supone adicción ni ningún riesgo de embriaguez.(consulta a tu médico)
    • Durante los primeros días de consumir kéfir, el intestino se adaptará a la presencia de probióticos y sus nutrientes reduciendo bacterias malas en su interior. Puede ser que hasta que se "acomode" a estos probióticos, puedas sentir los primeros días algunas incomodidades. Si pasados unos días persistieran las molestias, deja de tomarlo.
    • Puede que se vea afectada la absorción de algunos fármacos. (consulta a tu médico)
    • Si lo haces con leche entera y al cabo de unas semanas te notas más hinchada, prueba a hacerlo con leche semi desnatada que es menos grasa. La leche desnatada no sirve.
    • Si nunca has tomado kéfir, te recomiendo que empieces tomando poca cantidad al inicio, hasta que te familiarices con su sabor ácido.
    • A mí me ha costado, pero ahora lo tomo como si de un yogur se tratara y no le añado ningún ingrediente para edulcorarlo. 
    • Si no consumes más de un vasito diario (125 ml) comprobarás que con el paso de los días comenzarán a crecer..., será el momento de empezar a regalar "hongos kéfir" a tus amigos, familiares y conocidos. Dicen que cuando los compartes, regalas "la suerte". ¡MI CONSEJO ES QUE NO LOS COMPRES POR INTERNET!, nunca sabes qué te pueden vender. Existen webs que distribuyen hongos de kéfir de manera gratuita. Si tienes prisa en adquirirlos, los puedes encontrar en herboristerías.
Lo primero a tener en cuenta: ¡MUY IMPORTANTE!
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
"No es una ciencia exacta. Con el paso del tiempo quién decide es tu paladar. No es como una receta de cocina pesada en gramos y con tiempos de cocción exactos...
Claudia cuela su kéfir pasadas 12 HORAS y seguidamente pone los hongos en el mismo recipiente cubriendo 3/4 partes con agua. Los deja reposar otras 12 HORAS ¡FUERA DE LA NEVERA!. Así sucesivamente".
    • Durante 10 días así lo hice y a continuación te lo explico, pero actualmente ya no los dejo en agua, sólo cuando tengo exceso de kéfir en la nevera y no quiero hacer más durante días. 
A continuación te explico qué hice con los hongos que Claudia me regaló:
    • Al llegar a casa los hongos que Claudia me regaló, los colé desechando el agua. Seguidamente los pesé (60 gr.) y repartí en dos tarros; uno para mí y otro para Jordi (este paso es opcional), lo suyo es ponerlos en un bol y no en dos.
    • Si quisieras repartirlos en dos tarros, no será necesario pesarlos, lo puedes hacer "a ojo".
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • Cubrí con leche 3/4 partes del recipiente y cerré herméticamente.  
    • ☺Si vieras que te queda un sabor muy ácido, no tapes herméticamente el bol, déjalo entreabierto tapado con un papel de cocina o una gasa (más adelante te lo explico con imágenes).
    • Con la leche que añadí dejé reposar un mínimo de 12 HORAS FUERA DE LA NEVERA.
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • A la mañana siguiente, elegí un vaso grande y coloqué el colador sobre él. Volqué la mezcla que dejé reposar un mínimo de 12 HORAS y con ayuda de una cuchara de plástico colé todo el kéfir ¡SIN CHAFAR LOS HONGOS!. 


☺Trata los hongos con cariño cuando cueles el kéfir. No los chafes con la cuchara.

☺¡OJO QUE NO CAIGAN HONGOS EN EL KÉFIR YA COLADO, aunque si cae alguno tampoco ocurrirá nada.
    • Una vez colado el kéfir, lo cubrí con film transparente e introduje en el refrigerador hasta su consumo. Lo dejé reposar en la nevera unas 12 HORAS.
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • Tal como me indicó Claudia, una vez colado el kéfir, echaba los hongos nuevamente al recipiente y cubría 3/4 partes con agua.
    • Cerraba el recipiente y dejaba reposar 12 HORAS ¡FUERA DE LA NEVERA!.
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • Con el paso de los días fui observando cómo crecían los hongos y adquirían una consistencia un poco más espesa, textura yogur cremoso.
    • Al tener más hongos adquirieron una textura como "cortada", que desaparecía cuando lo mezclaba con una cuchara y colaba para conseguir mi kéfir.
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • Cuando pasaron aproximadamente 10 días y vi como mi cantidad de hongos inicial había crecido considerablemente, uno de los bols iniciales lo dejé en la nevera con agua para regalar a una amiga. Lo tuve una semana pero podía haberlo dejado 15 días (como máximo) sin problema.
y continué haciendo mi kéfir...
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • Con unos 60 gr. de hongos (4 cucharadas) (recuerda que el otro tarro lo tenía reservado en la nevera para regalar a una amiga) aumenté la cantidad de leche (2 vasos grandes, 500 ml.) y los pasé a un tarro de vidrio porque leí que es más aconsejable utilizar vidrio y no plástico.
    • También modifiqué la manera de taparlos. A partir de ese momento, empecé a cubrirlos  con una gasa o papel de cocina y dejarlos con la tapa entreabierta, no cerrada. De esta manera he conseguido encontrar "el punto" perfecto de mi kéfir. Con la acidez justa y la cremosidad de un yogur batido.
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
    • He leído que por cada 60 gr. se pone un litro de leche. En este caso Claudia no sigue esta regla (yo tampoco). 
    • Calcula que ella, por cada 120 gr. (unas ocho cucharadas de hongos) lo cubría con un vaso grande (unos 250 ml.) de líquido.
    • También dependerá de los hongos que dispongas y de la temperatura ambiente. A más cantidad, más leche. A más temperatura más rápido fermentará.
    • Yo actualmente para 4 cucharadas de hongos (unos 60 gr.) añado 2 vasos grandes de leche fresca. Es ir probando hasta conseguir el sabor deseado.
    • Por supuesto que esto va a gustos. A lo mejor tú lo prefieres con una textura más líquida (12 horas de fermentación), o más espesa (entonces deberás dejarlo fermentar más de 24 horas con un máximo de 36 horas).
    • Si te gusta muy ácido, deberás cerrarlo herméticamente. Si como a mí te gusta menos ácido, deberás dejarlo con la tapa entreabierta.
    • Después de colar el kéfir, no lo dejo en agua como hacía al inicio. Ahora únicamente lo hago con leche.
    • Lo dejo fermentar de 12 a 24 horas y reposar otras 12 horas en el refrigerador. Seguidamente añado más leche y repito los pasos.
"Entiendo que al principio puede parecer un poco "complicado" pero cuando le coges el truco, se hace en un plis-plas".
    • Si no consumo hongos en 2 semanas:
      • Al consumir sólo un vasito diario (125 ml), si tengo mucho kéfir en el refrigerador y un día o durante algún tiempo no quiero hacer más, pongo los hongos en agua y  fuera de la nevera COMO MÁXIMO 3 DÍAS (los enjuago con agua y cubro 3/4 partes del recipiente con agua embotellada o filtrada). Hay personas que los dejan en leche, yo no lo hago. SIEMPRE QUE REPOSAN LOS DEJO EN AGUA. 
      • Si supera los 3 días y quiero seguir sin hacer kéfir, los paso al refrigerador donde los podré dejar un MÁXIMO DE 12 DÍAS MÁS. ¡SIN CAMBIAR EL AGUA NI TOCARLOS!. 
    • Para secar los hongos: (este paso todavía no lo he probado)
      • Los enjuagaría en agua embotellada y los extendería entre papel absorbente o un paño de cocina. Dejándolos ventilar durante 2 días. Si pasado este tiempo todavía no hubieran secado, los dejaría hasta comprobar que estuvieran completamente secos.
      • Seguidamente pondría los hongos en un envoltorio de papel o bolsa de papel, y por último, lo envolvería una segunda vez con papel de aluminio. Guardándolos en un lugar seco y fresco un máximo de 18 meses.
    • Para congelar los hongos: (este paso todavía no lo he probado)
      • Los enjuagaría en agua embotellada y los pondría dentro de un recipiente hermético de tamaño pequeño. Este recipiente, debería introducirlo en un segundo tarro más grande y también lo cerraría herméticamente. Introduciéndolo en el congelador.
    • Para descongelar los hongos:
      • Retiraría los hongos de los tarros y los sumergería en agua embotellada natural ¡NO FRÍA!. Si el agua se enfriara excesivamente, podría ir cambiando el agua fría por agua natural hasta comprobar que estuvieran completamente descongelados.
    • Para reactivarlos nuevamente:
      • Tanto si los secara, congelara o dejara en la nevera un máximo de 2 semanas, los reactivaría de nuevo elaborando el kéfir de la manera habitual, pero en vez de colarlos a diario, los dejaría 2 o 3 días en leche para que los hongos empezaran a estimularse y fueran adquiriendo nuevamente todas sus propiedades. Al principio añadiría poca leche e iría aumentando la cantidad conforme fueran creciendo.
    • Si no te gusta su sabor porque lo encuentras demasiado ácido, le puedes añadir azúcar, mermelada, miel, fruta. También puedes preparar smothies, batidos, quesos de untar...
    • Particularmente me he acostumbrado al sabor ácido y lo tomo tal cual. 
    • Conforme pasan los días la fermentación continuará actuando, por eso aumentará en acidez, tenlo en cuenta. Es normal si lo encuentras excesivamente ácido.
    • Si los hongos desprenden un olor muy fuerte o desagradable, o adquieren un color amarillo, lávalos con agua y cuídalos con mimo.
    • Deberás lavar los hongos una vez por semana en agua embotellada. Yo los enjuago 3 veces y los añado nuevamente al tarro que también he lavado y secado con papel absorbente. Seguidamente ya podrás añadir nuevamente la leche.
    • La temperatura ambiente aconsejable: entre 20ª y 35º.
    • Preferiblemente en un lugar oscuro. Lo puedes tapar con un paño de cocina o dejarlo dentro de un armario.
MI EXPERIENCIA CON EL KÉFIR (tras un mes de tomarlo)
  • Empecé a tomarlo el día 12 de junio y casi en un mes ha aumentado más mi regularidad digestiva (todo y que yo iba con regularidad al baño). 
  • No he tenido ningún malestar digestivo, y posiblemente han disminuido mis molestias "puntuales" digestivas que en alguna ocasión podían aparecer.
  • Creo que me siento más contenta.
  • Y en un mes, he podido compartir mis hongos con tres amigas: Olga, Sonia, Mª José, para que veas lo que crecen.
  • MI EXPERIENCIA CON EL KÉFIR (tras dos meses y medio de tomarlo)
  • He notado que estoy más hinchada, imagino que por hacerlo con leche entera, así que he decidido comprar leche semi desnatada, a ver qué tal me funciona. Seguiré informándote.
CÓMO ELABORO KÉFIR CASERO DE LECHE {PASO A PASO}
"INFORMACIÓN RECABADA DE INTERNET. NO CONTRASTADA CON NINGÚN EQUIPO MÉDICO". Recuerda mirar las contraindicaciones antes de consumir kéfir. 

Comentarios

  1. Hola Silvia, me encantan esta entrada, y me la voy aguardar bien, porque me gustaría hacerlo. Me regalaron una vez unos hongos como secos, pero para el yogur búlgaro, que venian en unos sobres, pero desde entonces me he quedado con ganas de probar lo de hacer kéfir en casa, y viendo tu paso a paso, he alucinado. Así que ya te preguntaré cuando vea que lo puedo hacer, me ha encantado!! Un beso y muy feliz finde veraniego :)

    ResponderEliminar
  2. Un post super-super completo!!!, Información detallada a más no poder. Nunca he hecho Kéfir, pero la verdad, me tengo que mirar muy mucho las contraindicaciones. Me ha "encantao". Besines guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. He probado el kefir en alguna ocasión, pues una amiga mia también es aficionada a prepararlo, pero la verdad es que no me mato por él y el caso es que tampoco me disgusta, quizás la razón sea que lo he probado poco. Has elaborado un tutorial muy completo que no hay que perderse para conocer pros y contras de este producto, y si nos decidimos a hacerlo sabremos perfectamente cómo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Sil hace tiempo que compré kéfir en Hipercor, de buena calidad, según me recomendaron, era cuando aún no estaba tan de moda como ahora ser vegetariano, ni comer este tipo de cosas, pero mi experiencia no fue nada positiva, tuve una intoxicación y me pasé dos o tres días hecha un "trapo" , la verdad es que desde entonces nunca más lo he vuelto ha probar, ni se me ocurriría por muy beneficioso que sea. No obstante como siempre me ha parecido muy interesante todo lo que nos cuentas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es quizá la mejor entrada sobre kéfir casero que he leído nunca. Verás el año pasado a mi jefa le regalaron hongos de kéfir y me dio al cabo de un tiempo. Estuve haciendo mi propio kéfir sobre un mes y acabé tirando la toalla y regalando los hongos.

    No conseguía la textura deseada ni la acidez y al final me daba más asco que otra cosa. Intentaba tomarlo mezclado con fruta y cereales o muesli pero me seguía estando malísimo y como ni siquiera sabía que se podía conservar en agua acabé por abandonar esta aventura. Con tu entrada incluso me animaría a prepararlo de nuevo, quizá no en breve pero sí en un futuro, que las segundas oportunidades nunca vienen mal

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Madre mía Silvia me dejas con la boca abierta!!
    Menudo trabajo!!
    Yo el Kefir lo he comprado en varias ocasiones pero ha sido para echarlo a alguna vinagreta o salsa, no lo he comido así tal cual.
    Me parece que eres de lo más valiente haciendo el tuyo propio. Felicidades!!

    besos

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Sil!! Había leído ya sobre cómo hacer Kefir a Nuria del blog Mi Cuaderno de recetas y aunque ella lo explica también cómo hacer, tú has disipados todas las dudas y ampliado en beneficios y los contras, que todo hay que tenerlo en cuenta, tienes razón. Es verdad que parece un poco lioso todo el proceso, pero supongo que será sobre todo la primera vez, después es simplemente rutina.
    La verdad es que los beneficios para nuestro organismos son importantes, y si ya te has acostumbrado a su sabor, pues a consumir como un yogur más o lo que te apetezca hacer con él.
    La verdad es que su proceso es super curioso, pero claro, no deja de ser un hongo vivo que hay que alimentar y cuidar, como todo lo vivo. ¡¡Gracias por toda esta información!! No se sabe cuando la vamos a necesitar.
    Por cierto, sigo trabajando, sólo lunes y viernes, me queda aún hasta la semana que viene y he empezado con la limpieza general, aunque esta semana he hecho poco porque he estado unos días fuera. La semana que viene seguiré con ella y el trabajo, que ya es la última semana, y a la siguiente, me iré a casa de mi hermano, a final de semana pues me toca quedarme en la tienda y en su casa, así que va a ser más trabajo aunque este distinto. Tengo ganas de parar del todo y descansar, pero hasta agosto creo que no habré acabado con todo. Ya tengo ganas, pues no me está luciendo nada. Bueno, te leo mañana si publicas en Thermomixil. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Que post tan completo y bien explicado, yo no lo he echo nunca me regalaron un sobrecito para hacerlo en casa pero se me caduco y no lo llegue a utilizar, ahora ya se como funciona por si lo hago alguna vez en casa.
    Un beso Sil y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Hace años que tomo kefir ahora lo tengo descansando en el frigorifico cuando hace calor no me apetece tanto tomarlo y me doy un descanso unos mesecitos.
    Antes tambien me pasaba que con el paso del tiempo se volvia acido pero ahora lo lavo todos los dias y ya no me pasa eso.
    A mis chicos no les gusta pero se lo añado a los bizcochos y asi se lo toman sin rechistar ademas quedan de relujo ,hay algunas recetas publicadas en el blog por si no las has visto.
    Un post de lo mas completo , le va servir de ayuda a quienes se quieran inciar tomando kefir .
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  10. Hola!! pues te cuento que de pequeña, tendría yo unos 10 años, a mi madre le regalaron estos hongos. Muchas veces me ponía ella a colarlos, jejejeje!!! A mí me gustaba, aunque tengo que reconocer que mi madre le añadía a mi vasito azúcar o miel. Mi abuela sí que los tomaba pues decía que a ella le sentaba de maravilla. Cuando aquel hongo creció y creció y mi madre se hartó de regalar y de hacer yogur y ya nadie los queríamos, se acabó la novedad, pues lo tiró. Veo que qué te has hecho experta, qué bien explicado, ya sé dónde tengo que venir para prepararlo perfecto si me da por comprarlo. Un beso!!

    ResponderEliminar
  11. Has hecho un gran trabajo con tu tutorial, sin duda no creo que exista otro más detallado e imparcial. Si algún día decido enfrascarme en ello tendré muy en cuenta tus consejos y procuraré seguir tus pasos. Gracias por tu información. Besitos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿TE HA GUSTADO EL POST? ¿ME DEJAS TU OPINIÓN?
ESTE BLOG NO PARTICIPA EN CADENAS DE PREMIOS -GRACIAS-

LO QUE MÁS GUSTA

SOPAS DE AJO AL ESTILO LEONÉS

Estas sopas me traen muy buenos recuerdos..., en invierno mi abuelo las cenaba casi todas las noches,  ¡le encantaban!, de ahí que a mí me gusten tanto porque muchas veces le pedía que me las hiciera.  Eso sí, siempre le pedía que me las hiciera a la sartén, me gustaba que quedaran 'espesitas', a él todo lo contrario, bien caldosas.

GANACHE DE CHOCOLATE PARA CUBRIR TARTAS DE FONDANT

Es una crema de chocolate y nata que habitualmente se utiliza para dar cobertura a tartas, cupcakes y diversos postres. También como relleno de bizcochos.

PIMIENTOS RELLENOS DE MORCILLA DE LEÓN

Cuando vi esta receta en el programa de Karlos Arguiñano no tuve duda alguna, tenía que probarla.  En casa nos encanta la morcilla, en especial la de mi tierra, León, si vieras mi congelador "alucinarías", podría montar un negocio, jijiji.