Ir al contenido principal
síguenos en facebook síguenos en Instagram síguenos en Twitter síguenos en Google+ Rss feed Sígueme en Pinterest

CARACOLES CON SALSA DE TOMATE (RAMONA) {TU♥ RECETA EN MIS FOGONES}

RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
Sí ya sé que los caracoles no agradan a todo el mundo pero a mi me encantan y por primera vez he decidido cocinarlos.
Lo que más pereza me daba era el proceso de purgarlos y limpiarlos, así que cuando los vi ya cocidos en la pollería donde compro habitualmente (no congelados), le pregunté a Mónica qué tal salían.
Me dijo que ella no los había probado pero que la gente que los probaba quedaba contenta, así que me decidí a comprarlos.
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
Como no los había cocinado nunca, pregunté a Ramona, una compañera de la piscina, que su gran hobbie es madrugar para ir a buscar caracoles y luego cocinarlos.
Cuando estaba recién operada de la cadera, a menudo me deleitaba con una bandejita de caracoles que me sabía a 'gloria', así que la receta había pasado todos los controles de calidad (jiji).
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
Esta salsa de tomate no lleva los ingredientes habituales; ni cebolla, ni ajo, ni vino blanco, ni rebanada de pan tostado..., pero te diré que me encantó el resultado, eso sí, para evitar que queden salados, mejor añadir la sal (si fuera preciso) al final de la cocción, recuerda que lleva bastante jamón.
A Jordi no le gustan nada, eso sí, empezó a mojar pan y se quedó 'tan pancho'.
Salieron 5 raciones, así que los congelé en bolsitas.
¡Gracias Ramona por compartir tu receta!
RECETAS DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
Hace muchos años que no salgo a buscar caracoles pero te diré que me encantaba hacerlo, me relajaba muchísimo y lo pasaba 'pipa'.
¿y a ti, te gustan los caracoles?
¿los has cocinado alguna vez?
¿tienes alguna receta 'especial'?
Después de la tempestad ¿te gusta salir a buscarlos?
INGREDIENTES PARA 5 RACIONES:
♥500 grs. de caracoles (peso neto sin caldo) Los compré en la pollería ya cocidos y limpios. Los venden con el caldo de cocción. (5€)
♥300 gr. butifarra o longaniza cruda
♥50 gr. de chorizo (lo puse picante)
♥50 gr. de jamón (que te corten un trozo de medio centímetro de grosor)
♥7/8 hojas de menta o hierbabuena
♥1 hoja de laurel
♥1 cayena
♥200 ml. de caldo de los caracoles
♥500 gr. de tomate triturado natural
♥30 de almendras o avellanas
♥1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
ELABORACIÓN:
  • Corta el chorizo en trozos pequeños. Reserva.
  • Corta el jamón en tacos pequeños. Reserva.
  • Pica las hojas de menta/ hierbabuena. Reserva.
  • Ralla el tomate. Reserva
  • Pica las almendras/avellanas con un mortero o picadora. Reserva.
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
  • En una sartén, añade la cucharada de aceite y saltea la butifarra/longaniza cruda. Cuando esté casi hecha añade el chorizo y el jamón. Rehoga bien hasta que adquieran un color dorado.
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
  • Seguidamente añade el tomate triturado junto con la almendra/avellana picada y el caldo de los caracoles (solo 200 ml.).
  • Por último añade los caracoles sin caldo, la cayena y la hoja de laurel.
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
  • Deja cocer a fuego medio (vitrocerámica 5 de 9) 20 minutos. Tapa la cazuela/sartén con una tapadera para que no salpique.
  • Pasado este tiempo, baja la temperatura a fuego bajo (vitrocerámica 3 de 9) otros 25 minutos aproximadamente. Tapa la cazuela/sartén con una tapadera para que no salpique.
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
¿Qué te han parecido?
RECETA DE CARACOLES CON SALSA DE TOMATE
☺La salsa de tomate al enfriar espesa.
☺Si te gusta mojar pan, añade un poco más de tomate.
☺Los puedes congelar.
☺Mejor hacerlos con un día de antelación.

TU♥RECETA EN MIS FOGONES

Comentarios

  1. Hola preciosa, hace tiempo que no como caracoles, me has traído muy buenos recuerdos.
    Cuando era niña, después de la lluvia salia con mi padre a buscar, mi madre después de todo el proceso, los cocinaba y estaban para chuparse los dedos.
    Nunca los que probado con chorizo y longaniza, deben estar tremendos y no me extraña que aunque no gusten los caracoles, la salsa sea toda una tentación para mojar pan.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merche!!, a mi también me trae buenos recuerdos..., también cuando era niña iba con mi abuela a coger caracoles, a ella le encantaban y a mi también.
      El secreto está en la limpieza y la salsa.
      Un besote y feliz día

      Eliminar
  2. Hola Sil. Donde vivo no es muy tradicional salir a buscar caracoles, creo que no es zona propicia para ello y tampoco se encuentran fácilmente de tapa en la mayoría de los bares.

    A mí es algo que no me llama la atención para nada, es de esos platos que por mucha voluntad que tengo en probarlo todo jamás se me pasaría por la cabeza pedir en ningún bar ni cocinarlos en casa.

    Pero por otro lado también sé apreciar una buena receta sin necesidad de probarla y creo que tus caracoles tienen muy buena pinta. Yo casi que me quedo con la salsa sin los caracoles ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, te diré que yo NUNCA como caracoles si no son caseros, es decir, en casa de familiares y amigos. No me fío de los que ponen en los bares y creo que me los comería con asco.
      Bueno pues te doy un poco de salsa, verás qué rica queda.
      Un besito

      Eliminar
  3. No son mi debilidad la verdad, pero sí para alguno que anda por casa. Normalmente hago de pinche a mi madre que tiene buena mano con ellos. Lo peor es el proceso de lavarlos, pero también los he visto limpios y eso cambia las cosas. Tu salsa o la de tu amiga me parece muy buena, ya que tiene una ventaja, a quien no le gusten los caracoles se la puede comer y queda igualmente servido. Para mi que es una receta estupenda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Lola, al comprarlos cocidos te evitas la limpieza, que la verdad es un fastidio. Además me sorprendió lo limpios que estaban, y eso es lo más importante.
      Sí que es cierto que no tienen la misma carne que los que cogemos normalmente por el campo, pero con una rica salsa quedan muy buenos y lo que tú dices a quien no le gustan los caracoles pues se deleitan con la salsa.
      Besitos

      Eliminar
  4. Hola guapísima !!!
    En casa si que gustan los caracoles, mi madre los hacía en caldito y lo cierto es que le quedaban de escándalo. El año pasado mi hermano salió a buscar caracoles, y lo peor es la tarea de limpiarlos, demasiado pesada y no te quedan ganas de repetir en un año. De todas formas por aquí, comer caracoles no se estila.
    Como tú los has cocinado, los he tomado en Zaragoza, pero desde luego no creo que llevasen almendras en el majado. Los tuyos son fabulosos y no me extraña que tu marido mojara salsa aunque no les guste.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí se estilan a la llanura, es decir se hacen a la brasa y luego se acompaña de alioli. A mí personalmente no me gustan, prefiero comerlos con salsita de tomate, como siempre los hizo mi abuela en casa.
      Ahora que he descubierto estos caracoles que venden cocidos y la verdad que están muy limpios, no será la última vez que los haga, aunque sólo sea para mí.
      Un beso

      Eliminar
  5. ¡¡Hola Sil!! A mi no me gustan nada los caracoles, pero si que los cocino, porque a mi marido le encantan, así que de vez en cuando se los hago. Esta receta si es verdad que es bastante distinta, pero seguro que se disfrutará muchísimo, y más con un poco de pan. Yo también suelo comprar los caracoles ya limpios, pues se me ocurrió hacerlo yo una vez en casa (bueno, fueron dos), y vale, limpiarlos es muy costoso y un poco asqueroso con tanta baba y tantos cambios de agua y sal, pero vale, lo peor fue lo que llaman aquí "engañarlos", calentándolos poco a poco en agua caliente hasta que salen y entonces se sube el fuego para matarlos fuera. Pues a mi se me quedaron todos dentro, y eso que le subí el fuego cuando ya estaban visibles, pero lo muy puñeteros se metieron dentro del caparazón como alma que los lleva el diablo, ja, ja. Y es que aquí la gente los hace mucho y se ve que todos los "engañan" a las mil maravillas y nadie compra los que ya venden limpios porque dicen que no saben igual. Menos mal que mi marido no es tan purista y dice que lo verdaderamente bueno es la salsa, que los caracoles al fin y al cabo es la salsa lo que les da el sabor.
    En fin, lo cierto es que los sigo comprando limpios y yo le hago su salsita que es la que hacía mi madre, y ni siquiera soy capaz de probarlos de sal porque no me gusta ni el caldo, la verdad, pero bueno, por lo menos lo intento. Me anoto tu receta, así la próxima vez le cambio a mi marido la salsa, a ver si le sorprendo. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji yo la verdad es que recuerdo que mi abuela también los engañaba y creo que añadía sal al agua y la verdad es que no sé si hacía alguna cosa más, igualmente como conozco un par de amigas que los hacen, se lo preguntaré por curiosidad, así te digo el secreto.
      Si a tu marido ya le gustan los que compras cocidos pues te evitas trabajo.
      Es cierto que los caracoles que venden cocidos no tienen la misma carne que los que solemos coger por el campo, pero la verdad es que me sorprendió gratamente porque estaban muy bien limpios y eso es lo más importante.
      Feliz día guapísima

      Eliminar
  6. Hola Sil, a mi me vas a perdonar pero nunca he comido caracoles y no pienso hacerlo. Aquí no hay costumbre de comerlos has costumbre de pisarlos, te cuento, a mi me lo comen todo en la huerta los joios y como comprenderás como para tenerlos cariño, nada más verlos a un cubo con sal y allí se mueren todos jeje, como para luego cocinarlos, bueno los tuyos supongo que estarán deliciosos, pero hoy me voy de tu cocina sin comer jeje...Bess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, más claro el agua. La verdad es que son puñeteros en la huerta porque se lo comen todo, pero es que entonces ¿cómo nos los íbamos a comer nosotros, sino engordaran?. Jijiji.
      Besotes

      Eliminar
  7. Hayyyyy que buenos!!! Me encantan y con esta salsita tienen que estar bien ricos y con un puntito picantitos quedan riquísimos, pero en mi casa a nadie les gusta, solo a mi, pero tengo a mi madre que me los hace y muy parecidos a los tuyos, así que te han quedado muy buenos.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse pues te pasa como a mí, que en casa sólo los como yo, pero no hay problema, tú los haces y luego los congelas en bolsitas como he hecho yo. Así vas sacando cada vez que te apetezcan, verás que ricos quedan.
      Picantitos deliciosos.
      Besines

      Eliminar
  8. Hola, claro que me gustan, demasiado diría yo. En mi casa , esra una fiesta ir a buscarlos, mis padres nos llevaban a mí, a mi hermano y mis primas al campo, lo pasábamos en grande!!! mi madre era la que después se daba el gran trabaj de prepararlos, limpiarlos y todo lo que conllevan. Qué ricos, no hace falta que congeles, me los mandas que es mejor, jajaja!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema de ir a buscar caracoles, el tener que purgarlos, limpiarlos y cocinarlos porque el ir a buscarlos es a una fiesta. Al final merece la pena porque con una buena salsa quedan deliciosos.
      Yo también guardo buenos recuerdos de la infancia, después de la tormenta no se encantaba salir a buscarlos.
      Un besito

      Eliminar
  9. Mira que de pequeña he comido este bichito, pero ahora.. me da mucho yuyu. Es lo contrario de muchas cosas. De pequeña casi no comía na de na y ahora lo pruebo todo, menos esto. Lo siento.. pero seguro que con esa salsa debe de estar rico.

    Sobre lo de las Berlinas que me comentabas en mi Blog, te diré que algo te salió mal, ya que a mi no me ha dado engorro ninguno, es más.. es que no se me ensució ni la bitro jaja. El truco está en mantener la temperatura del aceite a unos 170°C ni muy caliente ni muy frío. ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los caracoles o los odias o los amas, mi marido no los puede ni ver, pero la salsa bien que la moja..., jejeje.
      A mí desde pequeña como me los dieron en casa, la verdad es que me encantan.
      El tema de las berlinas lo hice hace como un par de años, saqué la receta de un libro de cocina y puede que tengas razón y algo no hiciera bien, ahora que recuerdo, es que me quedaron crudas por dentro y muy oscuras por fuera. Así que puede que fuera por culpa de la temperatura del aceite.

      Eliminar
  10. Umm que ricos me encantan los caracoles!!besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esta salsita te gustará mucho.
      Besos

      Eliminar
  11. Personalmente ni me gustan ni los cocinare nunca es de las pocas cosas que no puedo comer por su textura pero a mi cuñado le encantan asi que le paso tu receta seguro que le encantaran .
    Se ven divinisimoooos esa salsa es de lo mas tentadora.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los caracoles o los odias o los amas, así que tenía claro que no a todo el mundo le iba gustar esta receta. Mi marido no los puede ni ver, pero bien que moja el pan en la salsa..., jejeje
      Pues pásale la receta a tu cuñado que la pruebe, seguro que le gustan.
      Un besito guapa

      Eliminar
  12. Que bandeja tan rica que has preparado, jajaja, yo ahora hace tiempo que no como, pero me encanta también salir a buscarlos tras una tormenta, jeje. Los que venden cocidos la verdad que nunca los he probado. Qué tal? tienen el mismo sabor que los que coges tu?
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima, la verdad que me sorprendieron y muy gratamente. Sobre todo porque se notaban limpísimos y lo que sí noté es que no eran tan carnosos como los que solía coger cuando paseaba después de la tormenta.
      Quedaron buenísimos.
      Besitos

      Eliminar
  13. Silvia los caracoles 🐌 y cabrillas, además de los bulgajos, son muy típicos en Sevilla, desde marzo hasta junio, los encuentras en los mercados, vivos y al peso, además de los que vienen limipios listos para añadir la salsa que más te guste, e incluso cocinados con diferentes salsas.
    En los bares son imprescindibles, los más típicos son los caracoles que se cocinan en un caldo con especias, los tengo en el blog por si te apetece mirarlos, y las cabrillas con tomate, una salsa que está para morirse de Buena, también los tienes en DBM.
    Tu salsa se ve increíble, y aunque es algo menos frecuente por aquí, también los he comido con una Salsa similar que hace una amiga mía y que están increíble de ricos.
    En fin, que a mí me pones ración doble, porque en cuestión de caracoles no reparto peras con nadie, Jajajaja...
    Besitos y gracias por

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...magnífico plato
      PD: el maldigo corrector, 😭

      Eliminar
    2. Pasaré a ver los caracolillos que se cocinan en un caldo con especias. Los probé en Córdoba y me gustaron, aquí no se estilan.
      Miraré también la receta de las cabrillas con tomate, seguro que me encantará. Eso sí, la verdad que fuera de casa me da un poco de 'repelús' comerlos, por lo de la limpieza, soy un moco maniática en cuestión de caracoles, canelones, croquetas..., no me gusta comerlas si no son caseras y de confianza.
      Gracias Concha, besotes

      Eliminar
  14. Hola Sil!! A mi no me gustan :( Pero a ver, nos has preparado un guiso delicioso estoy segura!! Yo como tu Jordi mojaría pan en esta riquísima salsa que tiene una pinta deliciosa! Un besito guapi!

    ResponderEliminar
  15. Yuuumy, looks amazing :D
    Great blog! I'm following you, follow back? *
    http://omundodajesse.blogspot.pt/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿TE HA GUSTADO EL POST? ¿ME DEJAS TU OPINIÓN?
ESTE BLOG NO PARTICIPA EN CADENAS DE PREMIOS -GRACIAS-