Ir al contenido principal
síguenos en facebook síguenos en Instagram síguenos en Twitter síguenos en Google+ Sígueme en Pinterest

¿Qué receta buscas en mi blog?


MAGDALENAS DE NATA {ESPONJOSAS Y DELICIOSAS}

MAGDALENAS DE NATA {ESPONJOSAS, DE PUEBLO, DELICIOSAS}
Me encantan las magdalenas. 
He elaborado muchas recetas diferentes, y sigo probando y experimentando "en busca de la magdalena favorita". 
Hasta ahora estas son mis preferidas, me recuerdan mucho a las de "pueblo", las clásicas.
MAGDALENAS DE NATA {ESPONJOSAS, DE PUEBLO, DELICIOSAS}
Lo que más me gusta de estas magdalenas es que no llevan aceite, ni mantequilla, ni margarina, así que su textura no es nada grasa. 
En esta ocasión, monté la nata y no las claras, y todavía quedaron más esponjosas, tanto que rellené demasiado las cápsulas y rebosaron, por eso no tienen demasiado copete.
MAGDALENAS DE NATA {ESPONJOSAS, DE PUEBLO, DELICIOSAS}
Al preguntar a mi marido... -¿cuántas te comerías?
 contestó: -634.632. ¡ji,ji,ji!.
Creo que su respuesta lo dice todo ¿no crees?
Si tienes thermomix, aquí te dejo la receta: MAGDALENAS DE NATA {THERMOMIX}
MAGDALENAS DE NATA {ESPONJOSAS, DE PUEBLO, DELICIOSAS}
 ¿Y tú, tienes alguna receta de magdalenas favorita?
A continuación explico algunos trucos para que te queden esponjosas y con un color clarito.
PARA 15 MAGDALENAS TAMAÑO MEDIO:
♥200 gr. de nata de montar con un 35,1% materia grasa
♥150+50 gr. azúcar blanquilla
♥1 sobre (doble) de gasificante (usé marca tigre)
♥250 gr. harina común
♥ralladura de un limón (sin la parte blanca)
♥3 huevos gallinas felices
  • Precalienta el horno a 200ºC.
  • Ralla la piel de 1 limón (sin la parte blanca) y reserva.
  • En una amasadora o batidora de VARILLAS añade la nata y 50 gr. de azúcar, y programa VEL. ALTA SIN TIEMPO. Hasta conseguir una textura MUY FIRME.
  • Seguidamente reserva en el refrigerador.
  • Limpia y seca bien el bol de la amasadora e incorpora los huevos (claras y yemas) junto con 150 gr. de azúcar. BATE durante 5 MINUTOS. Tienen que blanquear considerablemente.





  • De mientras tamiza la harina junto con el sobre doble de gasificante. 
    • Cuando haya blanqueado la masa, sustituye el gancho de VARILLAS por la PALA MEZCLADORA. Si no lo hicieras con amasadora, continúa con las varillas convencionales. 
    • Mezcla unos 3 MINUTOS o hasta que obtengas una masa cremosa y densa. Los ingredientes deben quedar debidamente integrados. ¡No tengas prisa!


    • A continuación añade la ralladura de limón, e incorpora a la masa la nata montada.
    • Con ayuda de una espátula mezcla cuidadosamente de abajo hacia arriba con movimientos envolventes. Integra MUY BIEN los ingredientes.
    • Elige las cápsulas de magdalenas que más te gusten. En esta ocasión, elegí unas de papel convencionales de tamaño medio. Salieron 15 unidades.

    Comentarios

    1. Buena miga tienen esas magdalenas, tierna y esponjosa, un placer culinario. Me gusta aprender esos truquitos que tenéis las que preparáis repostería, como montar la nata, y que luego nos sirve a las demás cuando nos ponemos a la tarea, nos facilita el trabajo y ganan en presencia y sabor. Son muy ricas.
      Bss

      ResponderEliminar
    2. Silvia me gustan tanto las magdalenas como los bizcochos, hace tiempo que no las hago, no sé porqué, siempre voy a lo fácil y rápido, en mi caso me resulta más cómodo utilizar mi molde corona de toda la vida que los de magdalenas (aunque lis tengo) pero claro está, luego veo esta maravilla que nos enseñas, con esa miga tierna y esponjosa y se me hace la boca agua.
      Me gusta la masa con nata, de hecho me has recordado un bizcocho que hacía mucho mi Santo en el trabajo, y lo traía para desayunar, y estaba riquísimo, y el sabor a nata y mantequilla (el suyo creo que llevaba un poquito) era tan delicioso, que no podía para de comerlo a todas horas, Jajajaja.
      Besos y gracias por tus consejos, espero aplicármelos todos porque me he quedado con ganas de probarlas. Buscaré los sobres de gaseosa (no los he comprado nunca) y ya te contaré que es lo que sale de mi horno, jejejeje.
      Besos, que pases un buen día.

      ResponderEliminar
    3. Te han quedado estupendas estas magdalenas, que pintaza tienen, vamos que estoy desayuando y un par me sentarian divinas, que ricura, que brillo tienen y ricas estarán mucho....Bess

      ResponderEliminar
    4. Espectaculares Silvia. Hace dos semanas publiqué las de aceite de oliva en mi blog (supongo que las viste) y en casa nos encantaron porque no quedan grasas y con tremendamente tiernas y jugosas. Para mí son la receta ideal y me recuerdan muchísimo a las de pueblo de toda la vida.

      Estas que nos traes tienen una miga increíble y tienen pinta de ser muy tiernas así que guardo la receta que me ha llamado la atención que no lleven aceite ni mantequilla. Lo de la nata vegetal tomo buena nota, siempre está bien probar cosas diferentes y quitar ingredientes de origen animal

      ¡Besos mil!

      ResponderEliminar
    5. Hola!! tienen un aspecto de lo más apetecible, con una miga tiernita que dice !cómeme! Me encantaría probarlas, con la nata quedan tan suaves y ricas. Yo, por mi desayunaría cada día magdalenas. Besos y muy feliz semana :)

      ResponderEliminar
    6. ¡¡Hola Silvia!! ¡¡Qué buenísima pinta tienen!! Tú dices que no tienen mucho copete, pero yo si le veo un poco, suficiente, lo importante es que estén esponjosas, que yo he probado algunas que tienen un buen copete pero luego están un poco resecas.
      Mi suegra me dio una receta de magdalenas con nata que ya la hacían en su casa cuando ella era pequeña, así que es una receta de antaño de las de verdad, pero no la he hecho todavía, ni siquiera para probar y siempre me digo que las voy a hacer, pero la voy dejando siempre para el final, pero algún día espero probarlas.
      De momento me quedo con las tuyas, pintaza total, una miga extraordinaria y un colorcito que enamora. Sabor de siempre, sin duda. Besitos.

      ResponderEliminar
    7. Te han quedado estupendas esas magdalenas, no me extraña que se comería tantas tu marido jejeje.
      Un besito

      ResponderEliminar
    8. Holaaaa, que maravilla de magdalenas, tienen que quedar super jugosas con nata. Estas sí que se comen de tres en tres jajajajaj
      Un besooo

      ResponderEliminar
    9. Precisamente ayer mi marido dijo: - voy a hacer las mejores magdalenas del mundo!, y bueno...que no se entere, pero las he probado mejores, pobrecito...He imprimido tu receta y la dejaré descuidadamente en la cocina para ver si se anima a cambiar su versión...jajaja...Besines!!!

      ResponderEliminar
    10. Holaaaa! por fin por aquí. Esta semana pensé que no podría visitaros :(
      Tarde pero aquí. Tus magdalenas se ven exageradas de ricas. Creo que no las he probado con nata, al menos yo no las he hecho aún. Mis magdalenas favoritas no son las del supermercado, esas tipo industrial, sin duda las caseras son las únicas que me gustan. Besitos.

      ResponderEliminar
    11. Ummm, si huelen desde aquí, tan esponjosas y con esa pinta tan atrayente. me llevo una, no mejor dos!!! un beso

      ResponderEliminar
    12. Llevo muchísimo tiempo buscando una receta de magdalenas que cuando la elabore en casa me queden iguales que la que veo en diferentes blogs y que me hacen llorar de rabia, pues he sido hasta ahora incapaz de hacer una sóla bien o muy hundidas o muy hinchadas, o super duras o sin cocinar en el centro, vamos un absoluto desastre. Voy a probar con las tuyas pues de entrada su aspecto me ha encantado. Bss y gracias por la receta

      ResponderEliminar
    13. Hola, Sil. Por fin me puedo dar un salto por tu blog. A ver si la salud me da una tregua y no vuelvo a recaer.
      Estas magdalenas de nata tienen una pinta estupenda. Ciertamente se ven como las de antes, las de pueblo. Me la anoto, a ver si las hago con nata sin lactosa.
      Un besazo y feliz semana.

      ResponderEliminar
    14. Hola Sil! La masa de tus magdalenas es fantástica, me la comería seguramente a cucharadas, bueno unas cuantas antes de hornear jeje! Es sorprendente que queden tan divinas sin usar mantequilla ni aceite, me apunto el truco de la crema que me ha encantado!!
      Creo que no tengo magdalenas favoritas, las últimas que hice fueron las "conchas" pero es verdad que hace mucho que no las hago tipo muffins.... y ya con tus fotos se me terminan de antojar del todo jeje! Besitos!!

      ResponderEliminar
    15. ¡Hola Sil! Como me gustan tus magdalenas... la idea de incorporar la nata montada... me la guardado para próximas elaboraciones... al igual que la receta de estas magdalenas tan ricas... y con lo que dice tu marido... para no hacerlas!! Un beso

      ResponderEliminar
    16. Hola guapísima !!!
      Hace tiempo que no las hago, y mira que nos gustan. La semana pasada mi hija que llevaba detrás mía días para ver si las horneaba, viendo que no me da el tiempo para más y no había nada dulce para la merienda, decidió comprar un paquete con sabor a limón.
      Abrirlas y tenerlas que tirar fue todo uno, qué cosa más mala y qué sabor más artificial. Parecía que le habíamos dado un sorbo al fregasuelos jajaja
      En fin, que me enrollo mi querida Silvia, todo para decirte que tus magdalenas me las comería de tres en tres y que esta tarde si me pilla la hora tonta, igual hago una hornada. Tendré en cuenta todos tus apuntes.
      Besotes mi niña.

      ResponderEliminar
    17. Pero qué ricas!! Tienen una pinta estupenda!! Me las comería todas con un café con leche!!
      Besicos!!

      ResponderEliminar

    Publicar un comentario

    ¿TE HA GUSTADO EL POST? ¿ME DEJAS TU OPINIÓN?
    ESTE BLOG NO PARTICIPA EN CADENAS DE PREMIOS -GRACIAS-

    LO QUE MÁS GUSTA

    SOPAS DE AJO AL ESTILO LEONÉS

    Estas sopas me traen muy buenos recuerdos..., en invierno mi abuelo las cenaba casi todas las noches,  ¡le encantaban!, de ahí que a mí me gusten tanto porque muchas veces le pedía que me las hiciera.  Eso sí, siempre le pedía que me las hiciera a la sartén, me gustaba que quedaran 'espesitas', a él todo lo contrario, bien caldosas.

    GANACHE DE CHOCOLATE PARA CUBRIR TARTAS DE FONDANT

    Es una crema de chocolate y nata que habitualmente se utiliza para dar cobertura a tartas, cupcakes y diversos postres. También como relleno de bizcochos.

    PIMIENTOS RELLENOS DE MORCILLA DE LEÓN

    Cuando vi esta receta en el programa de Karlos Arguiñano no tuve duda alguna, tenía que probarla.  En casa nos encanta la morcilla, en especial la de mi tierra, León, si vieras mi congelador "alucinarías", podría montar un negocio, jijiji.